Recolección de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos.

El Ministerio de Ambiente, llevará a cabo una campaña de recolección de “Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos”, el día martes 23 de febrero, en horario de 9.00 a 14.00 hs. en la Ciudad Cultural.

La actividad, organizada por la Secretaría de Calidad Ambiental perteneciente a dicho Ministerio, consiste en la recepción de aparatos eléctricos o electrónicos que ya no funcionan, denominados Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEES), para que sean reutilizados y/o reciclados.

Concretamente se busca minimizar los impactos negativos que este tipo de residuos producen sobre el ambiente y evitar que lleguen a basurales a cielo abierto.

De esta manera se invita a personas particulares, al sector privado y público a llevar todos los aparatos eléctricos o electrónicos que posean y que ya no funcionan, o bien hayan quedado obsoletos, para su recuperación. Cabe destacar que ya confirmaron su participación distintos organismos públicos del Gobierno de Jujuy, que adhieren a la campaña.

Se recibirán pequeños electrodomésticos, computadoras, monitores, notebooks, netbooks, teclados, mouse, scanners, routers, impresoras, calculadoras, fax, centrales telefónicas, teléfonos, cámaras, herramientas eléctricas, consolas, juguetes eléctricos, aparatos de uso médico y aparatos de control y vigilancia. Los aparatos deben estar enteros.

No se recibirán heladeras, lámparas incandescentes o de bajo consumo, tubos fluorescentes, luminarias, tóners, pantallas con el vidrio roto, baterías de celulares ni pilas.

Una vez acopiado todo el material recolectado, será trasladado a través de un transporte adecuado a la empresa Metalnor SRL en la provincia de Salta, la cual se encargará de realizar el reciclaje y posterior reutilización de las partes obtenidas.

La mayor parte de los residuos electrónicos pueden ser recuperados, ya sea a través de la reutilización o del reciclaje de materiales como plásticos y metales. En el proceso de desmontaje de los equipos se genera a su vez una pequeña fracción de residuos peligrosos que deben ser manejados de forma diferenciada para evitar daños al ambiente y la salud.